martes, 13 de enero de 2009

El Doctorado de la Vida (parte I)



¡Cuánto más frío hace afuera, más calor se nota en el compartimento del tren!

El discurrir de la gente, unos bajan, otros suben... unas chavalas de uniforme... hale a estudiar... y mientras pierdo la mirada en el cristal de la ventana y la vista permanece inmóvil en el recorrido de las vías....

Se oye a dos madres hablando de sus hijos... "x" le dice a "y":

- "X" dice: "pues mis dos mayores están en la universidad, el pequeño preparándose para entrar"

-"Y" contesta: "mi hija ha terminado la carrera y el chico también está liado con su licenciatura..."

Esto me recuerda un post de Susana que he leido el otro día y que junto a estos comentarios abren la veda, dan rienda suelta a mis recuerdos:

Cuántas veces hemos escuchado a los padres hablar llenos de orgullo de todo esto, a veces incluso surge una especie de rivalidad... el hablar de sus hijos universitarios hinchados como globos y en ocasiones sin saber con claridad el tipo de estudios que se imparten y para qué se pueden aplicar posteriormente... a ellos con saber el nombre de la carrera les basta. ¡¡Ojo!!, no estoy criticando, es totalmente normal y respetable que unos padres sientan ese orgullo por un hijo, lo contrario sería lo extraño...

Bien, yo no he hecho, no he cursado, carrera universitaria alguna, aprobé la selectividad por demostrarme a mi mismo que podía ir a la universidad, puesto que la presión social es grande, y me quedé ahí en la puerta sin dar el paso puesto que no había carrera alguna que me llamase la atención, por lo que comencé a trabajar... siempre he sido de la opinión que el estudio te tiene que gustar y más aún lo que estudies... de no ser así los resultados no suelen ser brillantes...

A medida que vas avanzando, te das cuenta de cuánta gente clasista hay por el mundo en lo que se refiere concretamente al ser o no universitario, el cursar o no una carrera... me explico...

según me voy haciendo mayor (que no viejo) veo como muchísima gente tiene "Titulitis Aguda" cosa que puede llegar a ser enfermiza, y para ellos, el hecho de tener o no un título marca diferencias bestiales entre las personas... unas veces se nota en el trato que te dan, otras en el concepto que puedan tener de ti según seas o no universitario (incluso dentro de esa agrupación hay diferentes escalafones dependiendo de la carrera y su importancia), en definitiva una jerarquía social donde los no universitarios somos considerados por ellos como inferiores... mi cabeza no logra entender cómo es posible pensar, estar convencido de que alguien es más o menos que otro simplemente por haberse dedicado a estudiar algo y tener un Titulo (o justificante) de que lo ha estudiado. De acuerdo que si tú estudias sobre una materia pues sabrás más sobre eso que yo, que no la he estudiado jamás, pero eso no te da una superioridad sobre mi, seguramente yo sepa de otras cosas más que tú y no por eso me considero por encima de nadie...

Este tema, a pesar de lo tranquilo que soy, pues ha logrado tocarme en algún momento de mi vida la moral y el orgullo... pero esto os lo comento en un post posterior para no hacer este eterno... hacemos un intermedio, vamos al servicio, tomamos algo en la cafetería y en breve seguimos con esta historia...

(continuará....)

Un abrazo. Marea@

11 comentarios:

mia dijo...

A mi que soy una adicta a la libertad

me enloquecen las personas

cuyas carreras se las trazan ellas

mismas,espero la continuación.

Nadie puede sentirse superior

a nadie y menos por estrictos

programas o títulos,

jamás lo he creído.

Besos

CalidaSirena dijo...

Estoy contigo, la verdad es que muchas personas conciben que el hecho de tener estudios universitarios les da derecho sobre las otras personas, para pisotearlas, para humillarlas o simplemente para ignorarlas...Y es una pena, porque la esencia esta en el interior de las personas, no en los estudios que uno ejerciera, y es una pena que con tantos estudios a veces que se tienen, y que pocas cosas de la vida se aprenden..
Besos mi querido Marea@, espero la seguna parte impaciente..

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

si estoy totalmente deacuerdo nadie se debe sentir superior a nadie eso sabes como se llama?IGNORANCIA.Besos querido.

Ly dijo...

Muy buen post Marea@!!

Hay d etodo en la viña...pero detesto a quienes se creen con mas derecho que otros por tener colgado un tìtulo que a veces les queda grande...

En fin..la vida y la gente...

Espero tu siguiente entrada ansiosa.

Besotes Josè!!

susana dijo...

Pues imagínate si, aparte de no ser universitario, te hubieras quedado de "amo de casa". Ya te digo que, mi propia familia no acabó de aceptarlo aún. Un beso.

luna dijo...

!Hola Mare@, me ha gustado mucho el tema que has sacado, yo como tú me quede en selectividad,me prepare unas oposiciones y aqui me tienes de funcionaria del estado,te voy a decir una cosa que es muy importante, y es que la experiencia del trabajo vale más que mil carreras.Todos los que salen de la Escuela de la Administración Pública, no tienen ni idea y al final nos tienen que preguntar a nosotros los administrativos como se puede resolver un expediente,!tiene guasa la cosa no!!!pero lo malo de eso no es poderlos ayudar, sino, como te miran y a veces los ves en el ascensor o por la escaleras , y ni te dicen buenos días, ni por educación, se sienten dioses,te miran de pies a cabeza cómo haciéndote un favor, a pesar que sólo tienen teórica, porque las prácticas no la saben utilizar son todos unos inútiles, eso no quiere decir que todos sean iguales, pero vaya hay unos montocillos , tengo muy buenos compañeros que te tratan normal formanado un sólo equipo como debe ser,!pero chico hay algunos que se lo creen demasiado y da asco... ! en fín que le vamos hacer hay unos que nacen con estrellas y otro estrellados o mejor dicho "unos escardan la lana y otros se llevan la fama".
Pero a pesar de ésto me siento felíz con lo que hago, disfruto mucho con el trabajo e intento atender lo más bien que pueda con la sonrisa a en los labios a todos esos pobres contribuyentes que bienen sin saber como resolver sus problemas.

besitos

luna

PO.estoy deseando que llegue la II parte.

MAR dijo...

La comparación es una de las enfermedades más grandes en este mundo y nos enseña a hacerlo desde nuestro nacimiento. Desde nuestro nacimiento nuestras madres y padres comienzan a compararnos con otros niños. Nuestros profesores nos comparan con otros alumnos. Del principio nos están diciendo que nos comparemos con otros. Esto es una enfermedad más grande, porque todos somos únicos y la comparación no es posible. Soy justo mismo y tu eres tu mismo, no existe cualquier comparación. No hay nadie en el universo que puede compararse con ti. Cada hombre es único. Todos nacemos aquí por la primera vez y no existe un individuo como cualquiera antes. Por lo tanto no hay comparación posible y la comparación trae solamente apuro.
OSHO

TU ERES UNICO Y ESPECIAL...NADIE ES COMPARABLE...CADA UNO TIENE SUS VIRTUDES Y DEFECTOS...
BESOS, TE QUIERO.
TU AMIGA
MAR

ybris dijo...

Tengo dos hijos licenciados en química: uno trabaja como jefe de planta y otro gestionando pedidos de una empresa de mensajería.
Y yo no sé prácticamente nada de Economía a pesar de ser licenciado en Económicas.
Así que me gusta arrimarme a los que saben de algo porque les gusta y no porque tengan título en ello.

Abrazos.

Angelus dijo...

Sí que es tedioso oír a las madres sumamente orgullosas de sus hijos porque han conseguido una carrera y no es malo presumir de ello, aunque lo que si molesta bastante es sobrevalorar a una persona por no tener estudios. No voy a presumir de las carreras que he estudiado, pero si voy a presumir de los amigos y amigas que tengo que, sin haber estudiado ni la mitad que yo, me dan mil vueltas en varios aspectos de la vida. Y eso me hace sentir orgulloso de ellos.

Gran post Marea, estuve perdido y he vuelto, te encontré de casualidad, un abrazo fuerte.

Indra dijo...

Bueno, pues yo soy madre y por supuesto que me gustaría que mis hijos estudiaran puesto que yo no tuve la oportunidad y estaría orgullosa si ellos lo deciden así, pero no alardearía de ello...ahora si, que no dejaría de presumir si fuesen buenas personas, en eso si que estaría supersatisfecha...en fin a mi no me da tiempo de ir al servicio, porque como siempre llegué tarde a tus entradas y quede con ganas de la segunda parte, y como esta puesta no me aguanto a leerla, voyyyy

CESAR dijo...

Me ha gustado mucho tu manera de expresarte, sobre todo en esta entrada. Por ello, he decidido escribirte para invitarte a que visites mi blog, para pedir tu sincera opinión. Intento contar cosas de mi vida, y protesto por lo que no me parece justo.
www.yoyomismoylosmios.blogspot.com