viernes, 4 de mayo de 2012

y si bailamos?

Ahora que no hay prisas
ni idas ni venidas
ahora que la noche acompaña
con ese aroma mojado que regala la lluvia
Es ahora, cuando te encuentras sola o solo en el salón de tu casa, en tu habitación, en ese lugar especial donde la persona se siente cobijada…
cierra los ojos y ponte elegante, píntate una sonrisa en los labios...
abre los ojos, comprueba que todo está atenuado, que el silencio aún reina a tu alrededor... vuelve a cerrarlos...
...da una vuelta por la sala, observa sin prisa, dedica tiempo, así, muy bien... y ahora decídete, elije pareja de baile, con quien quieres compartir este tiempo, esta humedad en el aire, la noche promete, el salón deslumbra con su suelo brillante, aunque permanezcas de una manera relajada en el sillón, en la cama…
sonríe, baja la mirada, para volverla a elevar cargada de ilusión, acepta la proposición, y la música empieza a sonar, una tensión contenida y agradable, un titubeo y las manos que se juntan y los cuerpos que empiezan a moverse a la par… suavidad en el movimiento, primeros contactos, primera aproximación, uno de los dos parece llevar la iniciativa, hasta que el otro se pone a la altura, los cuerpos siguen el movimiento con cuidado, y se van acercando un poco más con una leve timidez… la música lo está abarcando todo, poco a poco, y ahora solo estáis tú, tu pareja y esa melodía dedicada para los dos…
... los movimientos siguen siendo cuidadosos, lentos… las mejillas se aproximan… y van cayendo una sobre la otra, piel con piel, manos con manos, cuerpo con cuerpo, no hacen falta grandes pasos de baile, no hace falta un saber bailar, cada uno siente la música de una manera y esto consiste en compartir una misma melodía y entrelazar esos sentimientos, moviéndose a la vez, y disfrutando de la compañía con un banda sonora común..., la música va llenando cada silencio, las miradas se cruzan, se fijan, se cierran, las mejillas vuelven a juntarse y esta vez los cuerpos se fijan más el uno al otro, ahora la música es un acompañamiento testigo del disfrute del contacto entre ambos… vaivenes suaves, ajustados el uno al otro, entrelazados de la mejor forma posible…  sentir su cara pegada a la tuya, sentir su cuerpo enganchado al tuyo, cobijado en ti… el tiempo se ralentiza, los ojos permanecen cerrados, cediendo su percepción al resto de los sentidos, tacto, olfato, oído y el gusto que despierta cuando un beso atrevido se posa en la mejilla… y se sigue disfrutando, cada vez más, de ese momento, de esos movimientos, de esa música y de ese tu y yo que se ha ido forjando a medida que pasaban los segundos…
... la música va llegando a su final, los dos conscientes de ello ahora forman una sola silueta, respirándose, acurrucándose, siguiendo aún el sonido de la melodía.. que  empieza a desvanecerse, poco a poco, agotado el tiempo, agotada la música, las miradas se regalan palabras y el silencio entristece el momento… no se oye nada, nada…
abres los ojos, vuelves a estar en tu habitación, en tu salón, dejas escapar un suspiro lleno de añoranza y con una leve sonrisa dejas que tu mirada se pierda entre la luz tenue y la nada…

Un abrazo. Mare@

14 comentarios:

Paqui Serrano dijo...

Un baile así sólo se puede describir cuando se ha sentido el placer de bailar así.
Un beso.

susana dijo...

Eso es mucho más que un baile. Un beso.

Seo dijo...

la imaginación a veces es muy traicionera y de tu salón llegas a mundos de los que luego no quieres volver

yo siempre digo que es un arma de doble filo

bonita y sutil entrada


saludos

luna dijo...

Hola José bonito adios me has dedicado, de momento no voy a escribir más en el blog, estoy muy cansada y apenas se me ocurren cosas,supongo que ya te habras dado cuenta de ello.
Te estoy muy agradecida especialmente a ti, por la ayuda que me has dado durante todo este tiempo ¿te acuerdas mare@ cuando yo no sabia hacer cosas con el ordenandor y tu me lo explicabas jajaja que tiempo aquellos verdad!?
y cuando dedicabas y ponias la canción preferida...que momentos me hacias revivir eres genial Mare@,que ratos tan maravillosos hemos compartido, el nacimiento de tus dos niñas y como no tus canciones tocadas con la guitarra y cantadas por tí, en fín muchas cosa de recordar y apreciar.

Muchos besitos José para ti y para tu mujer y tus niñas te deseo de todo corazón que seas muy FELIZ y sigas siendo tan buena persona.

besitos

luna

marea@ dijo...

Paqui Serrano cierto, es algo especial que está al alcance de cualquiera.. un beso.

marea@ dijo...

Susana un buen baile, donde bailan hasta los gestos y las miradas... un beso ¿bailamos?

marea@ dijo...

Seo al menos esa libertad sigue vigente, no nos han tarificado los sueños ni nuestras fantasías... gracias... un saludo.

marea@ dijo...

Luna jolin Luna, esto no se hace... bien que no escribas en el blog por falta de tiempo o ganas o ideas, pero no dejes de subirte al tren y venir a vernos, formas parte de este Tren, y si faltas se te echará mucho de menos... sea lo que sea, tu compartimento estará preparado para cuando te apetezca y quieras volver... la suerte ha sido mía por conocerte, y por tenerte aquí, he visto como te has abrazado a la vida después de momentos complicados y como has dado un ejemplo claro de superación e ilusión por vivir y disfrutar la vida en sus esencias principales... me has mimado, a mi y a los mios, gracias a ti por todo... recuerda que me niego a que sea un adiós, es un hasta pronto... esta es también tu casa. un beso enorme, y un abrazo intenso Luna... aquí te espero.

Evamar dijo...

Y quien no ha soñado alguna vez con un baile así ?..
Donde los pies se levantan del suelo y lo que menos importa es ser un buen bailarín..
seguiré tradicinal , y esperando a que alguien venga hacia hacia mi con la mano extendida para sacarme a bailar...

Un beso

Alberto dijo...

¿Que puede haber más maravilloso que la mano de una dama extendida invitándote a bailar?. Juntar cuerpos con armonías,sentir el baivén de la vida a cada nota y fundir las mentes con pasos acompasados...

Lo que mi niña sabe es que hemos bailado muchas veces en silencio, abrazados imaginando esa música y moviendo nuestros cuerpos al ritmo imaginario de un sonido celestial, escuchándonos a nosotros mismos.

Pero nunca le negaré un baile y también me quedaré sentado viendo como ella se mueve, como funde cuerpo y sonido, como disfruta de la vida.

Mi vida se lleno de melodías el día que te conocí, así que bailemos juntos eternamente, más juntos que nunca y más cerca, incluso, de los que podemos tocar....

marea@ dijo...

Evamar dame un segundo que me pongo algo más elegante y apropiado para la ocasión y te saco yo... guardame el sitio eh... un beso.

marea@ dijo...

Alberto teniendo en cuenta que la mayoría de las veces sucede al contrario, el que una dama te extienda la mano para bailar para mi es algo sorpresivo e ilusionante.... una ocasión irrechazabale.... un abrazo amigo.

Alberto dijo...

He bailado a ciegas éstos días, siguiendo la armonía de los
recuerdos y de las vivencias.

Me tropiezo si no bailamos juntos,
no puedo seguir el ritmo sin ti,
el salón se queda grande y vacío
porque es tu esencia quien lo llena.

Sólo entrar tú se ilumina la sala
como si un foco imaginario te siguiera y automáticamente suena
nuestra música.

Cuando bailo contigo es como si
no tocara el suelo, como si me
deslizara a un palmo, flotando
en la atmósfera de tu alma...

Realmente, bailar contigo es tocar
el cielo, es el placer infinito
de compartir contigo lo más profundo de nuestra intimidad.

Tienes la capacidad de convertir
lo más cotidiano y normal en un
momento mágico e inolvidable.
Nadie más que tú consigue hacerme
sentir así.

Apelo a la eternidad a que me permita guardar mi memoria en ella, porque tú entonces siempre serás eterna.

No necesito nada más. Gracias a Dios que pude conocerte. Gracias por dar sentido a todo y hacerme racional para poder darme cuenta
de lo que tengo.

Que nunca pare la música, bailaremos hasta el principio del
fin, siempre hasta el principio
del fin.

Contigo, siempre sin fin.

MAR dijo...

Entonces...encantada bailo!
Un abrazo para ti, muy lindo post....y recuerda que la "nada" cuando uno la pierde ERA TODO.
mar