miércoles, 17 de noviembre de 2010

Prohibido Fumar (en el Ascensor)

Noviembre de 2010, afuera llueve, noche cerrada alimentada por el color naranja que desprenden las escasas farolas que hay instaladas en las aceras…. Miro el reloj, ya es medianoche, acomodado en mi sillón distraigo mi mente en la televisión…. pero al poco algo me pone de mala leche, recuerdo que tengo que sacar a los contenedores una cajonera de madera que llevo en el maletero del coche, ahora me toca bajar al garaje y salir a la calle pues mañana temprano pasará el camión de recogida para muebles viejos, pasan una vez a la semana… A regañadientes me levanto del sillón y me pongo una cazadora sobre el pijama, unas zapatillas, cojo las llaves del coche, de casa, y salgo al descansillo, “a ver dónde está la llave de la luz”... después de recorrer la pared con las manos logro encontrar la llave… y doy la luz….de seguido llamo al ascensor que tarda en subir, pues vivo en un octavo piso…no se oye nada… es tarde… por fin llega, un clic y se abren las puertas…. al entrar me huele a tabaco…. alguien acaba de subir en él fumando, “la gente no tiene respeto…hacen lo que quieren sin mirar más allá

De seguido pulso el botón que me lleva al garaje, el “-1”, las luces van recorriendo la botonera a medida que el ascensor desciende… hace frío y se nota la humedad… el siete, el seis… el uno, el cero y el menos uno… ya he llegado… un clic y las puertas se abren hacia la derecha superponiéndose una sobre otra, lentamente, salgo al descansillo que da acceso al garaje… aquí se nota más la humedad, la luz está apagada y el olor a tabaco se intensifica… “quién coño habrá bajado fumando, con un poco de suerte aún le pillo arrancando el coche para ver quien es”... la mano de nuevo recorre la pared hasta encontrar el interruptor de la luz… de dos bombillas solo luce una… abro la puerta de acceso al garaje… todo en silencio, se oye llover, el agua fuera empapando la calle, el olor a tabaco ya no se aprecia, me sorprende no oir ningún coche arrancado, y la puerta de salida cerrada…me da rabia no saber quien ha sido… el garaje tiene poca luz, están en plan austero y han anulado varias fases…. Se nota la humedad… “qué frío…. y ese silencio"….

Mi plaza de garaje no está muy lejos, a unos pocos metros de las puertas de acceso, abro el coche, cojo el mueble y lo cierro, no se oye nada, solo llover, al fondo, detrás de mi, hay poca luz, solo se aprecian las formas de los coches estacionados… camino cargado con el mueble de vuelta al ascensor, es pesado y se lleva muy mal, un ruido tras de mi provoca que me pare y gire la cabeza, “¿Qué ha sonado?”... miro a los lados y no veo nada llamativo, "ah sí, eso es" hay una agujero y el agua gotea encima de ese coche…”le estropeará la pintura y después pedirán cuentas a la comunidad, fijo.. en fin”...

De nuevo cargo con la cajonera, abro la puerta de acceso al ascensor y otra vez ese olor a tabaco… aún permanece ahí…. Entro en el descansillo del sótano y miro el suelo por si se han dejado algún cigarrillo encendido… enfrente un tramo pequeño de escaleras que gira y va a dar a una puerta con acceso al portal…. está oscuro, pero no hay nada… no se ve nada en el suelo, la luz se vuelve a apagar… de nuevo busco el interruptor a tientas y logro encenderla…. Meto la cajonera en el ascensor…. donde sigue oliendo a tabaco y pulso el botón del cero… el portal….

Sigue lloviendo… cargado con el mueble, salgo a la calle…. Todo en silencio, solo la lluvia lo rompe, hace frío, llego al contenedor helado donde por fin dejo ya el mueble… no se ve ningún coche por la calle, las puertas del garaje cerradas, las persianas de las ventanas casi todas bajadas, de entre las que se adivina en algunas que hay vecinos viendo aún su televisión en sus salones a la espera de que les llegue el sueño, tranquilamente….

Camino lento por la calle mojada, con estas zapatillas me puedo resbalar… llego al portal… seco las suelas de las zapatillas en el felpudo y voy al ascensor… “vaya no está… ¿quién habrá salido de su casa ahora… o quien habrá llegado?, bueno llegar no ha llegado nadie puesto que acabo de estar en la calle y no ha pasado ni un alma…no sé… “ …el silencio se acentúa al entrar en el portal….el ascensor tarda muy poco en llegar….. en seguida se abren las puertas…. “Aún sigue el olor a tabaco… me da rabia”….entro en el ascensor y pulso el botón 8 pero, "quien coño habrá pulsado el botón del -1, el del garaje"… me estoy inquietando por momentos…. Sujeto las puertas y con algo de tensión decido si subir al ascensor o dejar que marche, algo en mi me echa hacia atrás… pero la razón me dice que no sea fantasioso y que me deje de tonterías….. así pues entro en el ascensor decidido y sin pensar …. Las puertas se cierran deslizándose una sobre la otra, lentamente….. el botón del 8 está pulsado, pero también lo está el del -1, "¿para donde irá el ascensor antes?"

...no suelo ser muy miedoso pero en ese momento estaba tenso, ojalá que el ascensor comenzara a ascender…. Con un clic las puertas han quedado cerradas, y el arranque del ascensor se me hace eterno…. Las manos nerviosas en los bolsillos expectantes por ver la dirección que iba a tomar, mis ojos pegados a la botonera y el motor del ascensor se pone en marcha….. mis manos se aferran a los bolsillos, los nervios avanzan a la par que la intranquilidad.... veo como la luz del "-1" parpadea "uff joder, esto baja…" el ascensor comienza a descender, va hacia el sótano, mis manos apretadas se convierten en puños, las dejo fuera de los bolsillos, mis ojos se clavan en las puertas correderas, el ascensor sigue descendiendo… se me hace más lento que de costumbre… me estoy encontrando mal… nervioso, el olor a tabaco, tenso… y los puños cerrados dispuestos a cualquier cosa… ha llegado, el ascensor para, el botón del "-1" deja de parpadear, espero impaciente el clic que anuncie la apertura de las puertas…. parece como si el corazón me fuera a salir por la boca…
-
las puertas azules del ascensor comienzan a abrirse tras el clic… mis ojos se clavan en lo que va apareciendo ante mi… descubro oscuridad….y silencio….. el olor a tabaco… la luz del ascensor alumbra un poco el descansillo del sótano…. Nada.. no hay nadie… atenazado por los nervios no pruebo a salir y mirar no, prefiero quedarme ahí…. calma tensa, tensa espera... "vamos cierra ya".. las puertas tardan en reaccionar… se me hacen eternos los segundos de espera hasta que se vuelvan a cerrar, fuera del ascensor el descansillo a oscuras, ni un ruido….. nada…. clic y por fin las puertas comienzan a cerrarse, suelto el aire que tenía contenido en los pulmones aliviando mi tensión y no quiero ni mirar hacia las puertas…. me giro hacia el espejo, las puertas se van cerrando… ya miro sin mirar, pensando en el miedo que me había entrado… algo me sobresalta… "¿qué coño es eso?"... me ha parecido ver algo anaranjado o rojo, un punto iluminado, como una ráfaga en la oscuridad… de nuevo los nervios me bloquean… pero las puertas se han cerrado del todo.. “va, habrá sido algún reflejo del espejo o la imaginación jugando conmigo….” aliviado noto como el ascensor comienza a subir, piso por piso…. hasta llegar al 8, el botón deja de parpadear y por fin estoy en mi descansillo…. a tientas doy la luz una vez que salgo del ascensor aliviado y cuyas puertas se van cerrando tras de mi, lentamente, a la vez abro la puerta de mi casa, una, dos, tres vueltas a la llave y entro en casa “qué bien se está en casa” y antes de cerrar la puerta sonrío como riéndome de mi mismo, “qué nervios más tontos, qué miedo había pasado, mañana haré un cartel de prohibido fumar en el ascensor….” pero algo hace que esas ganas de reir desaparezcan bruscamente…. el clic de las puertas del ascensor ha sonado de nuevo, me tenso.. oigo como el motor se pone en marcha y este comienza a descender

Un abrazo. Mare@




16 comentarios:

susana dijo...

Mi ascensor baja automáticamente al portal cuando nadie lo llama. Por si te sirve de algo...;)

Ojosnegros dijo...

Parece una historia de terror, ¡qué miedo!. Estar encerrado siempre es angustioso.
Besos, marea@
¿Algún fantasmilla en el bloque?

luna dijo...

Mare@, he leido el relato y me parecia que yo era la protagonista, he estado en suspense todo el relato, pensando mmmmm!como vá acabar esto.

¿Que continuará?

besitos

luna

MAR dijo...

A mi me paso lo mismo que a luna...que misterioso todo.
grrrrrrrrrr
Besos
mar

Evamar dijo...

Si es con tanta discriminación a los fumadores, hay que buscarse la vida y fumar a escondidas.. Seguro que el fumeta estaba pensando en.... "A que me pilla ahora fumando el de las zapatillas de andar por casa?"...
Y claro ,el pobre hombre te eSquivo como pudo para que no le vieras echarse el cigarrito...

Ayss madre.. Que ya nos ven como mostruos..
BUH!!!!!.... ( jajaja).... Un beso

marea@ dijo...

Susana mientras no vaya al garaje, todo va bien.. jajaja
un beso.

marea@ dijo...

ojosnegros si solo hubiera fantasmillas en el bloque... pero estamos rodeados por todos lados de fantasmones... y salen a todas horas no solo a partir de la media noche... un beso y gracias.

marea@ dijo...

Luna Lunita q no te conviene a ti las emociones tan fuertes... anda... sal de ese ascensor q yo te acompaño...
un beso...

marea@ dijo...

Mar no si al final me toca bajar con las dos... jajajajaj
un besote...

marea@ dijo...

Evamar Más vale, evamar, q no me entere yo q eras tú la de la lucecita en la oscuridad... porque como sea cierto.... vamos a tener más q palabras..... un beso (cuando hayas echao ya el humo... claro)

TORO SALVAJE dijo...

Terror del bueno.
Excelente relato.

Saludos.

marea@ dijo...

Toro Viniendo de un artista de las letras como tú.. me halaga... aunque creo q hay mucho q mejorar.... un abrazo.

·мιмι· dijo...

uwww!! q suspenso mare@!! me encanta!

Cariños

marea@ dijo...

Mimi no temas.. q de momento no se mueve más... el ascensor digo.. un beso...

Yemaya dijo...

Buff.El relato me ha mantenido en vilo todo el tiempo, la verdad es que sabes como mantener el suspense.
Ya hace mucho tiempo que te leo, y como hace un par de años, me sigues cautivando con tus escritos. Te enlazo para no perderte de nuevo.
Besos y susurros dulces mi querido amigo.

marea@ dijo...

Yemaya hace tiempo que no sabía de ti, celebro volver a verte en el tren, tu casa.... un beso