viernes, 11 de junio de 2010

Sí o Sí

Un mal gesto, una contradicción, una duda, un silencio, una palabra, una mirada, un no estar, o estando, o simplemente por existir…. Les suele valer de excusa…..


Levantó una mano
que desplomó sobre sus mejillas
creyéndose dueño y señor de ella
amo y custodio de sus sentimientos

cobarde que se cree hombre
caballero con armadura de espinas
inseguro de si mismo, acomplejado en lo más profundo
de su ser….

Zarandeó su cuerpo
lanzándolo contra la cal de la pared
creyéndose un justiciero
amenazando cualquier intento de escape

Cobarde
sin palabra, sin honor, sin recursos
incapaz de amar y sin saber que no se puede forzar
un te quiero…
-

Que triste y que bajo se cae cuando intentas obligar a alguien a quererte, a estar contigo... a falsear sus sentimientos… y que desgracia supone el creerte con derechos sobre alguien y tomarlo como si fuera de tu propiedad… ¡Qué solos están!

Dedicado a todas las personas que han sufrido o sufrirán algún episodio de malos tratos por parte de su pareja.
 
Un abrazo    Mare@

16 comentarios:

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Ah. Tremendo... y pensar que algunas personas que dan tan enfermas y pegadas a esas relaciones toxicas y no pueden separarse...
Cariños.

MAR dijo...

Justicia si no es humana que sea divina.
SIN IMPORTAR EL SEXO ....LAS COSAS A GOLPES NO SE ARREGLAN.
Besos para ti y una bella vida.
mar

loose dijo...

Asco, eso es lo que siento hacia esas personas que se creen dueñas y señor@s de otras, cortándoles las alas, humillándolas, anulándolas...

Un fuerte abrazo.

Mar dijo...

No olvidemos el maltrato psicológico, no deja huellas pero es igual de mortífero.

Un abrazo Marea@, ojalá todos los hombres pensaran como tú.

susana dijo...

Me alegro de que hables de personas en general, porque hay de todo, por desgracia. Un beso.

evamar dijo...

Cobardes, personajes sin recursos, no tienen perdón alguno..
sus victimas siempre los más débiles, menuda panda de valientes...gente odiosa..en fin..

Un beso muchachito

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

pues gracias amigo...porque en este grupo yo me encuentro...
nunca nadie me ha agredido fisicamente...pero los isultos y humillaciones estan a la orden del dia...
es dificil vivir asi...

como tu dices...en el fondo estas personas solo son dignas de lastima......¡¡¡¡


un abrazo

luna dijo...

Hola José, que tremendo y triste es sentirte quebrada, rota,ultrajada.violada,maltratada, vejada, cuantas y cuantas cosas se pueden decir de esos salvajes,tiranos, fieras, ya que no tiene nombre con que definirlos como persona civilizadacunado oyes una história así ni te la crees,pìensas que es de otro mundo que del nuestro no puede existir,que no nos atañe, pero la realidad es esa que si existe.

besitos

María.

marea@ dijo...

Firenze Todos tenemos derecho a ser respetados, nadie está por encima de nadie...cada persona tiene que ser dueña de su libertad...superar el miedo o las complicaciones de las situaciones es complicado está claro... haznos un hueco que caminamos a tu lado.... aquí estamos para apoyarte... un beso.

Verónica (peke) dijo...

Perfecta descripcion del maltrato a las mujeres, tanto fisico como psicologico...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

TORO SALVAJE dijo...

Firmo todas y cada una de tus palabras.

Saludos.

Tomás Mielke dijo...

muy bueno, amigo, queda firmado

un abrazo

Mela dijo...

Gracias Mare@ ... un acto de generosidad! Haremos camino y esposaremos esas manos! Muacc

anamorgana dijo...

Todas y cada una de tus palabras las hago mías. Es una plaga a erradicar ¿ Algún día acabará? Espero que pronto.
Besos

María dijo...

El maltrato físico y psicológico destroza a la persona, debería de penalizarse mucho más, en cambio, las leyes no son duras, pero no sólo eso, sino que, las personas que lo sufren, algunas no se atreven a denunciarlo, por eso es importante, si acaso somos testigos de esos maltratos, denunciarlo cuando antes.

Feliz fin de semana, Marea.

Un beso.

Yahuan dijo...

Qué lástima! Seguimos tan lejos de un mundo aceptable..., si hicieramos caso al corazón..., a la humanidad...